Desfibrilador

¿Que es un desfibrilador (DESA)?

¿Qué es eso de desfibrilación?

En una situación de fibrilación ventricular ó taquicardia ventricular sin pulso  el corazón se contrae de forma desorganizada ó muy rápida, y por tanto la sangre no se moviliza adecuadamente.

SI no se hace nada, esa persona morirá.

Ante ello, la medida más eficaz consiste en emitir un impulso de corriente continua al corazón, despolarizando simultáneamente todas las células miocárdicas, pudiendo retomar su ritmo eléctrico normal u otro eficaz.

Es decir, se le aplica una descarga eléctrica al corazón por lo que se “resetea”, se dejan atontadas todas las células cardíacas que pueden originar impulsos eléctricos, dejando un pequeño tiempo para que las células del nódulo sinusal vuelvan a mandar, generando de nuevo un ritmo normal.

El desfibrilador (Automático, DEA y Semi Automático, DESA)

Es un aparato que una vez colocado a una persona, diagnostica y trata la parada cardiorrespiratoria cuando es debida a una fibrilación ventricular ó a una taquicardia ventricular sin pulso. Es decir, que el propio aparato identifica mediante una tecnología muy avanzada, cuando es necesario mandar una descarga eléctrica, ya que la mayor parte de las PCR comienzan con un ritmo desfibrilable, pero no todas. En este caso, quien utiliza el aparato no tiene que saber identificar esos ritmos, ó cual es la energía de la descarga, ya que el propio aparato hace todo.

¿Cuánto mejoran los desfibriladores la supervivencia?

Si se aplican desfibrilaciones en menos de 3 minutos desde que se produce una parada cardiaca, la supervivencia aumenta a un 73% (recordemos que en la actualidad debido a la carencia de acceso a DEAs se encuentra en un 5%), y si se hace en menos de 5 minutos, las posibilidades llegan hasta el 50%.

De ello se deduce que…

“un gran número de estas personas podrían salvar su vida si tuvieran un desfibrilador cerca, ya que la asistencia inmediata tras la parada es fundamental”.

Cada minuto de retraso en la desfibrilación reduce la probabilidad de supervivencia al alta en un 10-15%.

De ahí que la dotación de desfibriladores externos automáticos se amplíen a lugares concurridos como aeropuertos, instalaciones deportivas y también a personal no sanitario de emergencias como policías y bomberos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR